Espacio Castañer

Miley Cyrus temporary Corner

El espacio Castañer

1927. El origen de una marca de zapatos, referente de innovación y calidad, que se impuso icónicamente en una generación.

La evolución del mercado ha obligado a interpretar nuevamente al cliente de la marca, y entender qué tipo de espacio es el adecuado para un mundo claramente más global.

Analizando qué tipos de negocios del sector existen, descartamos claramente los que abusan de la masifcación de producto, estéticamente deficientes, pero tampoco aceptamos el concepto de boutique, con mínima presencia de producto, porque no coinciden con las estrategias actuales de la marca.

No tenemos intención de hacer una zapatería más. Una tienda más. Nos atrae bastante la posibilidad de que el nuevo espacio para la marca permita enriquecerse de un tipo de ofertas, que mezcladas y relacionadas con el zapato, consigan una percepción del mismo completamente nueva. No queremos una identificación directa con el zapato. Evidentemente existe, pero hay algo más. Pasan más cosas.

Creemos, partiendo de estas premisas, que un espacio flexible y neutro, en el que sea fácil actuar, ayudará a redondear el concepto. Las galerías de arte, nos sugieren un mundo que puede de alguna manera relacionarse con la marca, creando e intentando unos nuevos vínculos acordes con el zapato. Espacios neutros, blancos, donde es fácil combinar diferentes piezas y diferentes formatos. Pinturas, esculturas, etc... Se adaptan perfectamente en estos ámbitos.

¿Por qué no ofrecer productos que pertenezcan a otros mundos, pero que por su calidad, ejecución artesanal, o estética, se relacionencon la alta calidad de los zapatos de la marca?

Entendemos que a nivel arquitectónico, el espacio debe permitir una fácil exposición del producto, y asumir una cantidad de referencias importante, limitadas por los metros cuadrados del espacio.

Una idea implícita en el propio producto, el zapato y su función, caminar, confirma que algún elemento secuencial, es válido para exponerlo. Una estantería modular, blanca, sencilla y transparente, repetida hasta el infinito, puede reforzar este concepto. Walking.

El elemento estantería ayuda a entender que toda la colección tiene la misma importancia para nosotros, jerarquizándola por igual, y permite combinarla con otros productos de la marca, fulares, bolsos, sombreros, etc... Además de los nuevos que propondremos relacionados con el mundo de la cultura y el arte. Un buen libro de fotografía, un jarrón nórdico o un cuadro. Aparecen posibilidades de un atractivo visual merchandising.

Hemos decidido que por cuestiones logísticas, primeramente, y estéticas después, en el funcionamiento de la tienda, el almacén forme parte de la misma. Comparte su lugar en la tienda, dentro del conjunto de estanterías, y establece un diálogo con los zapatos y demás objetos. El hecho de ubicar el almacén en la tienda, genera la aparición de un sistema de cortinas en movimiento, que le da una imagen dinámica al espacio, crea unos interesantes juegos de transparencias y permite ocultar o no, las estanterías con el producto y sus cajas, proporcionándole un carácter mágico. Estas cortinas ubicadas estratégicamente en el centro de la tienda, sirven de telón de fondo de otras estanterías de apoyo del producto, generan circulaciones y difuminan los límites del espacio. Crean la arquitectura de la tienda.

Este efecto escenográfico y teatral del universo del zapato, tamizado por las cortinas, enmarca una serie de sillones, peanas expositivas, elmueble de caja, alfombras, etc... Dispuestos formando una pequeña sala de estar donde poder probarse cómodamente los diferentes productos de la marca.

La percepción general de la arquitectura de la tienda a través de este juego de cortinas y la luz que incide sobre ellas, crean juegos visuales diversos e interés, por descubrir un espacio que no se ve instantáneamente al entrar en él. La arquitectura se descubrirá con el recorrido, y permitirá que el cliente no olvide su experiencia de compra dentro del mismo. No será una tienda más. Será una tienda diferente.